Archipiélago de las Cícladas

Las Cícladas son un conjunto de islas pertenecientes al Egeo constituidas por las cimas de la sumergida éguida. Son dos series paralelas de islas (Andros, Tinos, Míkonos, Délos, Rinía, y Kea, Kithnos, Sérifos, Sifnos) en cuyo centro se encuentran Siros y Paros, y una tercera serie que cierra el conjunto hacia el sur (Naxos, Paros y Antiparos). Administrativamente también pertenecen a las Cícladas, Milos, Folégandros, Kímolos, Skinos, los, Amorgós, Anafi, Tera (Santorini) y Makrónisos. El nombre Cícladas proviene de la Antigüedad, debido al hecho de que todas estas islas forman un circulo alrededor de Délos, la isla sagrada de los antiguos griegos. Se trata de islas montañosas y áridas que, sin embargo, presentan una arquitectura única en el mundo que se graba en la memoria de los turistas y da forma a la imagen que conservan de Grecia. Las casitas blanquísimas con sus patios y balcones, las callejuelas estrechas con sus losas pintadas, las colinas secas que descienden hasta las playas de arena, el mar tranquilo y el sol del verano constituyen un sueño para todos los viajeros del mundo.

Debido a su localización geográfica, las Cícladas son un puente entre Oriente y Occidente y tuvieron un papel importante en el desarrollo de la historia de Grecia. Se han encontrado huellas de presencia humana en el Neolítico, en Kea, Naxos y Antíparos, mientras que de la primera Edad del 6ronce,se ha encontrado restos de una notable civilización hoy conocida como la civilización cicládica (tercer milenio a. C.). Los datos sobre la civilización cicládica se desprenden de los hallazgos encontrados en las numerosas excavaciones. Los habitantes de las islas se ocupaban de la agricultura, la ganadería, los olivos y el comercio de productos valiosos en la época: obsidiana (Milos), cobre (Sérifos y Sífnos), mármol (Paros y Naxos). La civilización cicládica alcanzó especial desarrollo en las artes plásticas, la cerámica y la metaluria. Los ídolos de mármol son las muestras más representativas del arte cicládico y se encuentran en la mayoría de los museos griegos, pero también en numerosos museos del extranjero.
Representan principalmente figuras femeninas de pie (a veces también sentadas) que impresionan por el grado de abstracción, la severidad y la economía de los medios artísticos puestos en juego. Un desarrollo semejante se dio durante la Edad del Bronce, pero ya era visible en todos sus aspectos la influencia del arte minoico de Creta, que había logrado dominar en el Egeo. La colonia más importante del periodo helenístico posterior se descubrió en el cabo de Tera (Santorini). Durante el periodo histórico la mayoría de las islas Cícladas fueron colonizadas por los jonios aunque algunas de ellas fueron colonias dóricas (Tera, Milos). Hacia finales del siglo IX, Délos, la isla donde nació Apolo, adquirió un santuario con funciones de culto organizado, consagrado al dios, convirtiéndose en un centro religioso de toda Grecia. El desarrollo del comercio y de la navegación en los tiempos arcaicos, pero también los consecuentes contactos con Oriente, dieron impulso a la civilización cicládica. En el siglo VII y principalmente en el siglo VI a.C. el arte cicládico alcanzó un desarrollo notable bajo la influencia jónica.

A principios del siglo V las Cícladas son sometidas por los persas y liberadas después del año 480 a.C. para pasar a formar parte de la Liga de Atenas. Tras el final de la guerra del Peloponeso, recibieron la influencia de Esparta y volvieron a los atenienses en el 375 a.C. En el 353 a. C., fueran ocupadas durante un breve periodo por el tebano Epaminondas y en el 338 3. C., cayeron en poder de los macedonios. Durante el periodo romano sufrieron muchos daños y en la época de Bizancio padecieron las incursiones de eslavos y sarracenos. Después de 1204 fueron conquistadas por los francos, venecianos y turcos.

En la actualidad las islas Cícladas, a pesar de su aspecto homogéneo, conservan cada una su fisonomía y ofrecen a los visitantes lugares verdaderamente únicos.
En Kea o Tziá vále la pena visitarlas ruinas del poblado petiistórico de Agia Irini. Kithnos es adecuada para unas vacaciones tranquilas, al igual que Sérifos, en cuya capital destacan las ruinas; del castillo veneciano. En Sifnos impresiona la capital (Apolonia) construida en forma de anfiteatro, sui numerosos monasterios y sus pueblos pintorescos.

La volcánica Milos, rica hasta hoy en minas, fue desde época prehistórica lugar excepcional de exportación de obsidiana a Grecia. Pequeños paraísos olvidados son Kímolos, Folégrandos y Síkinos, mientras que los presenta hoy un gran desarrollo turístico.

Thera (Santorlni) ofrece un espectáculo sin igual, ya que surge como una escarpada roca rodeada por los islotes volcánicos de Thirasia, Aspronisi, Nea Kameni y Palia Kameni. La capital Firá, construida en alto sobre las rocas grises, es uno de los lugares más cosmopolitas del Mediterráneo, Especial interés presenta la arquitectura tradicional de la población Oia, al norte de la isla. Al sur se encuentran los restos del poblado prehistórico de Akrotiri. Se trata del poblado prehistórico mejor conservado del Mediterráneo. Esto se debe a la erupción del volcán de Thera del 1500 a. C., que cubrió el lugar con una espesa capa de ceniza volcánica, manteniéndolo intacto a través de los siglos.

Muy cerca de Santorini está la pequeña pero idílica Anafi, y más al norte se encuentra Arnorgos, una de las más características islas cicládicas. En Amorgos llama la atención el castillo veneciano de la capital y el monasterio de Hozoviotissa, esculpido en la roca.
Naxos es la mayor y más fértil de las islas Cícladas. De un rico pasado histórico, ha conservado hasta hoy destacados monumentos de la Antigüedad. El monumento más importante es el inmenso pórtico del templo jónico de Apolo en Palatia (530 a.C), mientras que especialmente pintoresca eí la zona del casti lio veneciano de la ciudad. En Naxos se conservan en muy buen estado numerosos templos bizantinos ornamentados con excelentes frescos.

Un interés arqueológico similar tiene Paros. En la capital (Pankiá) se encontraron los restos de un poblado de época cicládica, en el lugar de la antigua acrópolis. Especial interés presenta también el castillo medieval de Parikiá, construido con materiales antiguos, así como el templo de Katapolianí. Muy cerca de Paros está Antiparos, con la cual estuvo unida durante la época prehistórica. En la islita de Sdliankos, entre las dos islas anteriores, ha salido a la luz los restos de un importante poblado neolítico.

Míkonos, una típica isla Cicládica, presenta un excepcional movimiento turístico. La capital, coronada por pintorescos molinos de viento, tiene un aspecto cosmopolita. En el extremo de su puerto se encuentra la iglesia de Paraportianí, la más importante de las alrededor de 400 que engalanan la isla. Pequeñas embarcaciones trasladan a los visitantes de Mikonos a la hoy deshabitada Délos, en la cual se conservan los restos del santuario de Apolo en un extenso lugar arqueológico. En la isla hay un museo arqueológico con los hallazgos muebles de la zona.

La pintoresca Siros es capital de la provincia de la Cícladas. Ermoupoli, capital de la isla, construida en forma de anfiteatro sobre dos colinas, llama la atención por sus edificios neoclásicos, recuerdo de la época en que fue un floreciente centro naviero e industrial.

Tinos es famosa por la iglesia de la Panagia Evangelistria (Megalohari), fundada en 1823 para dar cobijo a la imagen milagrosa de la Virgen, y constituye hoy un lugar de peregrinación popular. Los habitantes de Tinos son conocidos por su destreza en la técnica del mármol, y un llamativo espectáulo son los célebres palomares, repartidos por toda la isla.

Andros se llamó antiguamente Hidrousa, en virtud de sus fuentes termales. La capital está construida en el lugar de la ciudad medieval y conserva restos de un castillo veneciano. Los hallazgos se exponen en el ultramoderno Museo Arqueológico de la capital. Especial interés presenta asimismo el Museo de Arte Moderno, que en verano acoge exposiciones temporales.

 

KEA

Habitada desde el Neolítico, tomó su nombre del héroe mitológico Ceo. En la Antigüedad se establecieron en ella colonias de jonios, que levantaron cuatro ciudades independientes: Ilulis, Karzea, Piessa y Korissia que tuvieron gran desarrollo. Más tarde Kea formó parte de la Liga Ateniense y participó en las Guerras Médicas. Su decadencia se inicia con la caída de Roma. Durante las Cruzadas fue cedida por el Imperio Bizantino a Venecia. En el año 1537 fue saqueada por Barbarroja y posteriormente conquistada por los turcos. En 1781 estableció en ella su cuartel general el héroe de la revolución griega Lambros Katsonis.

Monumentos y lugares de interés.- De las cuatro ciudades antiguas se conservan escasas ruinas. Las excavaciones arqueológicas han descubierto importantes yacimientos de la Edad del Bronce. La capital construida en forma de anfiteatro, sobre la antigua Iulis, conserva intacta su arquitectura cicládica. Cerca de la ciudad se conservan los restos de la fortaleza veneciana. Al sureste está esculpido en esquisto el colosal “León de Kea” obra jónica que data del año 600 a.C.No podemos olvidar los monasterios bizantinos de Agia Filothei (siglo XIV) y el de la Virgen Kastriani. La isla también ofrece bellos y pequeños puertos, y hermosas playas.

 

SÉRIFOS

Sérifos es bien conocida en la mitología. Según cuenta la tradición aquí llegó el mítico Perseo con su madre Danae y de aquí partió para matar a la terrible Medusa. Fue colonizada por los jonios, formó parte de la Liga Ateniense y fue dominada por los macedonios y los Ptolomeos. Bajo la dominación romana fue lugar de exilio. Durante Bizancio decae y luego es gobernada por familias venecianas. Después del saqueo de Barbarroja, pasó a manos de los turco, y durante un pequeño periodo (1770 – 1779) fue ocupada por los rusos.

Monumentos y lugares de interés.- La capital, con sus ruinas de las fortaleza veneciana, su blanquísimas casas y sus callejuelas empedradas, es una de las ciudades más bellas de las Cíclades. Cuenta además con numerosas iglesias postbizantinas y su ayuntamiento alberga una pequeña colección arqueológica formada por las piezas halladas en la zona. En la parte occidental de la isla, cerca de Kutalá, se descubrió una caverna, lugar de culto desde la Antigüedad. En esta misma zona se hallan dos torres helenísticas conocidas por los nombres de Aspropirgos (Torre Blanca) y Psaropirgos (Torre del Pez). Por toda la isla se hallan diseminados iglesias y monasterios. Hacia el norte, junto al pueblo de Panagia, se encuentra la iglesia bizantina del mismo nombre que data de los siglos X – XI. Al oeste de Panagia está la iglesia de San Estéfano que conserva huellas de frescos bizantinos. Sin embargo el monumento más importante del pueblo es el Monasterio de Taxiarchon que data del siglo XVII y conserva iconos, libros e importantes manuscritos.

Sérifos es una isla rocosa y montañosa, con pequeños valles. Es uno de los lugares más áridos de Grecia, pero cuenta con hermosas playas de agua cristalina.

 

KITHNOS

En Kithnos se han descubierto las huellas más antiguas de la presencia humana en las Cícladas (7500 a.C.). En el período micénico fue habitada por los driopes. Fue dominada por los macedonios, los Ptolomeos y los romanos. Durante la dominación latina perteneció al Ducado de Naxos y desde 1337 fue gobernada por la familia italiana Gozzadini. En 1617 pasó a manos de los turcos.

Monumentos y lugares de interés.- En la costa occidental se halla Meriha, el puerto de la isla. Cerca, junto a la fortaleza se encuentran las ruinas de la antigua ciudad que pervivió hasta la época romana. La capita se encuentra en el interior de la isla. Al sur de ella se conservan las ruinas de una torre helenística. Cuenta con numerosas iglesias postbizatinas. En el sureste de la isla se encuentra el Monasterio de Panagias Kanalas. Además de Hora y Meriha hay dos bellos pueblos: Driópida, con sus fantástica e inexplorada cueva Catafiki, y Lutrá, con sus famosas fuentes curativas. Al norte de Lutrá se conservan ruinas de la capital medieval con un fuerte veneciano. La isla posee hermosas playas y al suroeste se encuentra el islote San Lucas, que está unido a Kithnos por una estrecha lengua de arena.

 

KÍMOLOS

Esta montañosa isla es conocida por sus yacimientos de yeso, que se utiliza en la fabricación de la porcelana. El héroe mitológico Cimolo fundo la isla y le dio su nombre. Su historia está vinculada desde la Antigüedad a la de Milos, de la cual siempre dependió. Bajo el domino de los francos fue conocida con el nombre de Argentiera y fue refugio de piratas.

Monumentos y lugares de interés.- Las ruinas de la antigua Kimolos se encuentran en la zona de Eliniká, a 4 Km de la capital. En el puerto Varvarákena hay una gruta con tumbas semejantes a las catacumbas de Milos. Hay otras grutas en Kako Potamó y en Vromolimni. En Paliokastro se conservan las ruinas de una pequeña torre conocida como Portara. La capital está construida alrededor de la fortaleza medieval. Mesa Kastro se construyó en el siglo XVIII mientras que Exo Kastro en el siglo XVII. De las iglesias, las más antiguas son las de Jristos (1592) y la de Evangelista (1608). Hay dos colecciones arqueológicas, una en el museo y otra en la Fundación Afentákio. La isla posee hermosas costas que aún no ha sido explotadas turísticamente.

 

MILOS

Milos fue habitada desde la Prehistoria. Es una de las islas más desarrolladas de la cultura cicládica. Durante el II y I milenio a.C. recibió la influencia de cretenses, micénicos y dorios. En el 416 a.C. fue devastada por los atenienses debido a sus neutralidad en la Guerra del Peloponeso. Más tarde volvió a progresar bajo la hegemonía de macedonios y romanos. Siglos más tarde fue victima del pillaje de piratas, hasta acabar siendo reconstruida por los venecianos. Tras ellos, pasó a manos de los turcos otomanos, pera ser liberada en 1821.

Monumentos y lugares de interés.- Diferentes objetos procedentes de Milos y encontrados en diversos lujares de la antigua Grecia demuestran el alto grado de desarrollo cultural de la antigua Milos.

La antigua ciudad fue descubierta en Klima, y cerca de ella se encontró una estatua de Afrodita (hoy en el Museo del Louvre). Allí tambien se descubrieron en 1840 las famosas catacumbas cristianas.

La isla conserva restos de su pasado prehistórico en la ciudad de Filakpi, y cuenta con iglesias bizantinas y monasterios (Panagia Kipo, s. V), y con interesantes grutas (Thalassina Meteora y Smaragdenia Spiliaá). La capital está construida siguiendo la arquitectura tradicional de las Cícladas, y en su museo se encuentran piezas que se remontan al Neolítico y que llegan a nuestros días.

 

PAROS

Hallazgos arqueológicos demuestran la presencia del hombre desde tiempos prehistóricos. En esta isla se desarrolló una cultura que pertenece cronologicamente a la cultura cicládica el primer período (3200 a.C al 2100 a.C.). Sufrió un período de devastación que duró hasta la era micénica. Despues se establecieron en ella minoicos, arcadios, aqueos, y alrededor del año 1000 a.C. los jonios. A partir del siglo VIII a.C. y hasta las Guerras Médicas experimentó un extradordinario desarrollo debido a la explotación del mármol. Durante los siglos VI y V a.C. albergó una escuela de escultura y las artes y letras alcanzaron un gran desarrollo. Más tarde pasó a manos de macedonios y romanos. Fue ignorada bajo el Imperio Bizantino quedando sumida en la oscuridad hasta que en el año 1207 fue conquistada por los venecianos. Más tarde pasó a manos turcas. De 1770 a 1774 fue base de la flota rusa bajo los Orlof, y más tarde participó activamente en la Revolución griega.

Monumentos y lugares de interés.- La capital de la isla se encuentra en la costa occidental, construida sobre la antigua ciudad. En la zona más alta, el lugar sobre el que se emplazó la acrópolis, está el fuerte, y en la cima las ruinas de templo arcaico de Demeter. Conserva tambien muchas iglesias bizantinas y postbizantinas.
Antiguos santuarios han sido descubiertos en Dilion (Santuario de Apolo) y en la colina Kunado, el Santuario de Afrodita.

Toda la isla cuenta con pintorescos pueblecitos con sus correspondientes iglesias bizantinas, y monasterios con importantes y venerados iconos.
No conviene olvidar la parte oriental de la isla, con su fuerte veneciano en Marpisa, y la zona Psitopianón.

 

FOLÉGANDROS

Los primeros habitantes de la isla fueron los carios y màs tarde llegaron a ella los fenicios y los cretenses. Fue colonizada por los dorios y formó parte la Liga Ateniense. Más tarde fue conquistada por los romanos. Desde 1207 perteneció al Ducado de Naxos y fue gobernada por la familia Gozzadini hasta 1607, cuando fue conquistada por los turcos. Y durante siglos fue victima de saqueos piratas.

Monumentos y lugares de interés.- La capital está construida sobre el puerto de Karavostasi y está formada por dos partes. La más antigua y pintoresca se encuentra en la zona del fuerte que fue construido en 1212 (similar a los de Sifnos y Kimolos). En Paliokastro se conservan restos de construcciones de la antigua ciudad, y junto a las murallas se construyó la iglesia de Panagias, la más bella de la isla.

La gruta de Hrisospilia con sus estalagtitas y estalagmitas (aún sin explorar en su totalidad) fue en la antigüedad lugar de culto.

En Kastelo se conservan las ruinas de una pequeña fortaleza.

SIROS

La historia de la isla comienza en el Neolítico. Ruinas localizadas en Kastri y Halandriaki pertenecen al primer período cicládico (2700 a.C. al 2000 a.C.). Los primeros colonizadores fueron los fenicios, y luego los jonios que erigieron dos ciudades, una de ellas en el lugar de Ermúpoli. Como todas las islas vecinas formó parte de la Liga Ateniense y fue dominada por los macedonios, los ptolomeos y los romanos. Durante el período bizantino, decae y pasa a manos del Ducado de Naxos. En 1537 pasa a poder de los turcos. La isla fue elegida como refugio de católicos y con el apoyo de Venecia y Francia se convirtió en reducto del catolicismo. Antes de la Revolución de 1821 alcanzó un gran desarrollo.

Monumentos y lugares de interés.- La capital, Ano Siros, conserva su forma medieval, fue construida en 1822, impresiona por su particular arquitectura y sus casas señoriales. El Teatro Dimótico es una miniatura de la Scala de Milán.

En Halandriaki se descubrió una necrópolis prehistórica. En Kastri fue encontrada una de las colonias fortificadas más antiguas de las Cícladas.

Por toda la isla se encuentra, en abundancia monumentos medievales, iglesias bizantinas (Monasterio de los Capuchinos, y Jesuitas, la iglesia de Agios Giorgos y el convento de Faneromeni) y pueblos pintorescos.

 

NAXOS

Los primeros pobladores de Naxos fueron los tracios que introdujeron el culto a Dionisos. Les sucedieron los carios y jonios. Su esplendor empieza con el período micénico y alcanza su cima en los siglos VII y VI a.C. Tambien fue dominada por macedonios, ptolomeos, rodios y los romanos. Durante el período bizantino fue saqueada por piratas en varias ocasiones. En 1207 Marcos Sanudos ocupó la isla y la convirtió en base del Ducado de Naxos. En 1537, Barbarroja la volvió a saquear, y desde 1566 a 1579 perteneció a Iosif Naxi. Luego fue conquistada por los turcos y liberada más tarde junto con las demás Cícladas.

Monumentos y lugares de interés.- La dilatada histórica de Naxos la ha dotado de numerosos monumentos de diversas las épocas y según la leyenda, en la gruta Za o de las Bacantes, nació Zeus.

La capital, que se encuentra al Oeste de la isla, fue construida por Marcos Sanudos en 1207. Está dominada por un fuerte veneciano, en cuyo interior se halla la Catedral católica; cuenta además con numerosas iglesias bizantinas y postbizantinas, y con los monasterios de las Ursulinas y de los Capuchinos; y en la antigua Escuela Comercial hoy se encuentra el Museo Arqueológico. A la entrada del puerto, aún se conservan los restos del templo arcaico de Apolo (siglo VI a.C.).

En Grota se descubrieron asentamientos de los primeros tiempos de la Cícladas y del período geométrico, que demuestra que Naxos fue uno de los centro de la cultura cicládica. En Angidia se conservan ruinas de un santurario antiguo. Una de las zonas más hermosas es la de Tragea. En Movi se encuentra la iglesia bizantina más antigua, Panagia Drosiavi (siglo VI). En Aparanthos, de fuerte carácter veneciano, se conservan las torres Samarina, Crispi, Sfortza-Kastri. En el museo local se exponen piezas del primer periodo cicládico.

En Sangri estan las torres Dalla Rocca, Paleologou, Vatozi y más al sur el fuerte medieval Apalorou. En Apolona se enceuentra un Kouros colosal con la imagen de Apolo.

La isla cuenta con muchas torres venecianas (Halki, Potamiá, Polichni). Las costas más bellas están al oeste de la isla.

Viajes a Grecia
Llámanos
¡Y reserva tu viaje!
913 773 194